GBids | ¿Qué le pasó al famoso Snapchat?
16036
post-template-default,single,single-post,postid-16036,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-14.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_advanced_footer_responsive_1000,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

¿Qué le pasó al famoso Snapchat?

¿Qué le pasó al famoso Snapchat?

La red social que alcanzó su punto máximo hace ahora un par de años, vive actualmente un momento de incertidumbre, con una disminución alarmante en el número de usuarios y una caída en ingresos por publicidad.
Snapchat hace frente en estos momentos a la caída del precio de sus acciones y al continuo descenso en el número de usuarios. La compañía pasó en apenas un tiempo de imponerse a Instagram a competir con ella y ahora a vivir de una masa de usuarios longevos que conviven entre Instagram y la compañía del fantasma.
La firma es hoy nicho de adolescentes a los que no les preocupa tener mil apps en sus smartphones; los adultos, en cambio, si han de elegir, parecen haberse quedado con Instagram, una red social con un mayor número de usuarios y, en boca de muchos, algo más intuitiva. Pero si algo hemos de reconocerle a Snapchat fue su carácter innovador.

Snapchat lo ha intentado todo en los últimos meses para volver a su lugar de origen, tanto que ha anunciado hace poco la disponibilidad de videollamadas de hasta 16 personas, algo bastante innovador. Estos usuarios podrán elegir si se conectan por vídeo o sólo a través de audio. La app también permite hacer menciones en nuevas publicaciones, una novedad que parece copiada de Instagram Stories; la historia parece dar la vuelta. Veremos si el futuro sigue esta tendencia, si Snapchat resurge o, si por el contrario, Instagram acaba por ganar finalmente la partida. Snapchat nació como una red social dedicada a la fotografía pero desde otro punto de vista, es decir, ofrecía la posibilidad de expresarnos con nuestros amigos pero de una forma privada y espontánea, a diferencia de Facebook, Instagram o Twitter, donde cada foto suele ser estudiada antes de ser publicada.

Facebook e Instagram están acabando con todos
Facebook no quiere competencia. En cuanto Instagram se hizo famoso, lo compró. Y lo que no puede comprar, lo copia, tal y como ha sucedido con Snapchat. Concretamente, Instagram copió tal cual la idea fundamental de Snapchat: “Mi historia”. En Snapchat tienes dos posibilidades al compartir una foto, es decir, puedes enviarla a una o más personas por privado o puedes colgarla en “Mi historia”, donde todos tus amigos podrán verla durante un período de 24 horas.

En los comienzos de Instagram Stories la gente optó por guardar las fotos que realizaba en Snapchat para luego publicarlas en Instagram Stories, de manera que si seguías a esa persona en ambas redes sociales, veías la misma foto dos veces. A diferencia de Snapchat, en Stories puedes publicar una foto en tu feed desde tu galería, luego vinieron los emoticonos, los bolígrafos, los distintos tipos de letras, los filtros y los stickers, elementos que podías añadir a tus fotografías al igual que en Snapchat. El pasado 10 de noviembre, pero, Instagram añadió algo que Snapchat no tiene: la posibilidad de etiquetar a tus amigos e insertar una localización en las distintas fotos que publiques, además del modo “Boomerang”.

Saquen sus propias conclusiones, y utilicen la aplicación que más se adapte a sus necesidades.

No Comments

Post A Comment